martes, 4 de octubre de 2011

El ejemplo de Shackleton: liderazgo en tiempo de crisis

En momentos de crisis, es bueno recordar el ejemplo de Shackleton, un modelo de liderazgo en entornos complejos Una expedición canadiense dirigida por Vilhjamur Stefansson salío el 3 de agosto de 1913 a explorar el Ártico helado a bordo del Karluk; otra expedición liderada por sir Ernest Shackleton salió el 5 de diciembre de 1914 a bordo del Endurance de la isla de Georgia del Sur con el objetivo de realizar la primera travesía continental de la Antártida.

Ambos fracasaron; en el caso del Karluk, el liderazgo, o mejor la falta de él provocó que la tripulación falleciera en la superficie del Ártico, no sin antes haberse enfrascado en pelas, robos y mentiras.

La respuesta de Shackleton y su liderazgo frente a los mismos problemas que había enfrentado Stefansson fueron totalmente diferentes. En este caso, el trabajo en equipo, el sacrificio y el buen humor consiguieron que la tripulación volviera sana y salva a su destino, no sin antes pasar por increíbles vicisitudes y retos.


El rol de Shackleton fue fundamental para lograrlo, y trataremos algunos de los ingredientes de su liderazgo:

1. Minimizar las diferencias de estatus. Shackleton compartía la poca comida que había con sus hombres y no había jerarquía a la hora de realizar tareas: científicos, marinos y médicos, todos trabajaban por igual.
2. Enfocar la energía en el aquí y ahora, concentrándose en metas a corto plazo, teniendo además la flexibilidad de cambiar los objetivos de la expedición (de descubrir la Antártida a sobrevivir), cuando fue necesario.
3. Permitir el conflicto en dosis pequeñas, permitía liberar la tensión. Shackleton supervisaba los conflictos entre sus hombres, siendo proactivo en la resolución de problemas.
4. Ser ejemplo para su gente con símbolos y conductas visible y fáciles de recordar; inspiraba optimismo y autoconfianza aún en las peores condiciones.
5. Cuidar de sí mismo, tomarse tiempo para reflexionar, para mantenerse íntegro y coherente en un entorno inestable.
6. Reforzar constantemente el mensaje de grupo: somos uno y sobrevivimos juntos. Encontraba siempre algo para celebrar, nunca abandonaba, siempre encontraba alternativas viables.

Comentario final:
a). En tu trabajo, en tu vida personal, ¿cuántas de estas seis reglas cumples como líder? ¿Cuáles son las cualidades que te han permitido obtener éxito o perseverar?
b). SI tienes dificultad para pensar en una experiencia personal, piensa en alguien que haya dirigido una organización al límite, ¿qué cualidades hacían excepcional a esta persona?

Antonio Díaz-Deus

No hay comentarios:

Publicar un comentario