jueves, 5 de junio de 2014

Del respeto y la humildad


Tengo ya unos años y puedo decir que he tenido muchos profesores y maestros a lo largo de mi vida y aún tengo unos cuantos gracias a Dios. He visto cómo algunas materias me apasionaban y otras no. Así las matemáticas me han gustado en general, aunque nunca tanto como cuando estudié Cálculo y Algebra en mi Escuela de Industriales. Tuve la posibilidad de poder ir a una Academia por la tarde mientras que por la mañana asistía a las mismas materias en la Universidad y era increíble ver cómo detestaba una materia por la mañana y me encantaba por la tarde en la Academia, según impartiera la materia uno u otro profeso Inevitablemente, yo miraba a unos profesores con respeto y a otros no. En general, a los que miraba con respeto era en donde sacaba mejores notas. 

martes, 3 de junio de 2014

Entrevista en Ocoyoacac



Antonio, ¿tú ya habías estado en México?
Estuve viviendo 8 años en el sexenio de Miguel de la Madrid. Terminé mi carrera de Ingeniería en España y vine acá a México. Trabajé en el área de Comercio Exterior, asesorando a inversionistas Españoles en México. Disfruté mucho México, para mí fue un aprendizaje, tenía 22 años, fue como mi  segundo Papá, aquí maduré. Tuve una enfermedad que se me complicó y al final la pase mal y lo viví como una señal para dedicarme al mundo de las personas: viví un proceso fuerte de reestructuración personal, regresé a España y  cambié de profesión, a la de Coaching. De joven me gustaban los libros de psicología, especialmente de psicología transpersonal,



¿Qué hiciste después de aquello?
Retomé mi vocación: empecé a entrar en el mundo de la terapia. Conocí a Claudia Naranjo que para mí fue un referente, conocí el mundo de la PNL, y entré en un proceso largo de terapia y  a trabajar  en el mundo de la empresa, ya como facilitador y como coach. En el año 94, recuerdo dos proyectos importantes para mí, un 360° en American Express y un proyecto con General Motors: un proceso largo de  implantación de estándares, fueron proyectos interesantes. En esa época el mundo de la psicología y el mundo de la empresa estaban muy disociados, estaban el mundo de la psicología clínica y el mundo de la psicología industrial.